martes, 12 de junio de 2018

Recubrimientos cementosos vs intumescentes para protección contra fuego

 Pintores Industriales


La seguridad de tus empresas es un tema de protección de tu personal, tu inversión en edificio, maquinaria e inventarios. Igualmente, las regulaciones gubernamentales, estándares exigidos por clientes y todo lo que esté relacionada con el cálculo de primas de seguros, dependen de las características y condiciones tanto de tus procesos como el sitio en el que operas. Uno de los temas de seguridad más predominantes está relacionado con la preparación y planes de contingencia contra eventualidades relacionadas con incendios; mientras mejores sean tus preparaciones, más seguro es tu edificio y más asequible serán las cuotas relacionadas con seguros y protección civil.

Existen dos tipos de protecciones, llanamente categorizadas como activas o pasivas. Las de tipo activo, son los sistemas que reaccionan ante cualquier evento, como lo son alarmas y rociadores, incluso el uso de extintores de forma manual, por parte de un trabajador (con previa capacitación básica). Aquellas de tipo pasivo son las que se preparan desde que se diseña la construcción; todas las salidas de emergencia, o los elementos de la edificación que retarden o reduzcan el impacto de cualquier eventualidad. Gracias a la protección pasiva, podemos estar más tranquilos al saber que hay medidas que nos protegen incluso en casos que los sistemas activos puedan fallar. Aclarando, ambos son importantes, pero las capas de redundancia nos darán más tiempo para reaccionar.

Ahora bien, ahondando en la protección  pasiva, están los recubrimientos para superficie que son retardantes o a prueba de fuego. Los dos principales son los recubrimientos cementosos y los intumescentes. Para decidir sobre cuál aplica mejor para las condiciones de tu construcción, te presentamos su origen y características:

Las capas ligeras de recubrimiento cementoso tienen origen en las protecciones de concreto que se aplicaban en construcciones industriales hasta mediados del siglo XX. Son de un relativo costo bajo y de resistencia a temperaturas elevadas; las preparaciones densas de concreto fueron sustituidas por las capas cementosas que eran menos pesadas  y de más sencilla aplicación. El factor a considerar es la mano de obra relacionada que puede elevar los costos, siendo varias las capas las que deben aplicarse. Su utilización es preferente en lugares secos, donde no se espera que la superficie esté expuesta a vibraciones o impactos. No es recomendable en espacios donde haya niveles elevados de humedad, dado que se generará invariablemente un espacio entre el substrato y el recubrimiento; dicho espacio es ideal para el acumulamiento de humedad y propiciar corrosión desde el interior.

Por otra parte, los recubrimientos intumescentes trabajan con otros principios. En lugar de generar una capa gruesa sobre la superficie para proteger contra las flamas, su acción es entumecerse, carbonizando y expandiéndose cuando se expone a temperaturas extremas. Dicha expansión viene a producir el efecto similar que la capa cementosa produce, generando una protección al generar volumen entre la superficie y el fuego, retrasando el efecto del fuego sobre metales y estructuras, dándonos más tiempo para reaccionar antes de un posible colapso. La ventaja que se tiene comparado con los cementosos es que su aplicación es más sencilla, similar a la aplicación tradicional de una capa de recubrimiento, reduciendo la oportunidad de que la humedad se asiente. De hecho, la aplicación de más capas aumentará el tiempo que el recubrimiento puede proteger la superficie.


Las capas cementosas siguen siendo viables para algunas condiciones. Siendo de costo bajo, pueden usarse como una solución efectiva en costos donde se permita. No obstante, las capas intumescentes cuentan con tecnología más avanzada, con mayores beneficios, facilidad de aplicación y la posibilidad de mejorar la protección a medida que se apliquen más capas. 

Nuestros Pintores Industriales son expertos en el manejo y aplicación de pinturas intumescentes que pueden proteger tu inversión. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario