jueves, 19 de julio de 2018

Factores a Tomar en Cuenta al Contratar Servicios de Pintura Industrial

 Pintores Profesionales

Los proyectos nuevos y de mantenimiento para pintura industrial tienen el balance entre lo práctico de su aplicación y el conocimiento y experiencia necesarios para que parezcan fáciles. Con especial atención a entornos productivos, las variables desconocidas deben ser evitadas lo más posible, pues tienen el potencial de producir pérdidas de tiempo por los posibles errores, enmendaduras, desperdicios, durabilidad y calidad inciertas, que puedan ser provocados al no contratar a expertos.

En cualquiera de los casos, debemos pensar en la inversión que vamos a hacer. Sería un dolor para el bolsillo y un desánimo al ver que te pusiste en manos de gente sin preparación. Sin afán de apuntar dedos, podemos también pecar de exceso en iniciativa y echar a perder el trabajo queriendo hacer la tarea “in house”, ya sea tú mismo o apoyado de los trabajadores, que no necesariamente están calificados para hacer trabajos de pintura profesional, en especial los trabajos con pinturas que requieren seleccionarse según la aplicación; pueden requerir métodos y herramientas específicos, y algunos de ellos pueden representar riesgos a la salud (uso de protección especial y preparación de superficies).

Entre los factores a considerar para tu proyecto de pintura industrial, sea nuevo o de mantenimiento:

El esquema de color. Se debe considerar la zona, los colores utilizados para distintas categorías de máquinas, entre otros criterios. En casos industriales, aunque es importante considerar la selección de colores de identidad corporativa, tienen más peso las connotaciones de seguridad, ordenamiento y flujos de operaciones.

El clima. Siendo para exteriores, se debe considerar la exposición a rayos UV, la humedad relativa, la frecuencia e intensidad de lluvias; en interiores, las temperaturas (cuartos limpios, refrigeración, calderas), humedad, presencia de sustancias peligrosas, el tráfico de trabajadores y las características de tensión mecánica y desgaste para mejor elección del tipo de pintura. Para ambos entornos, la elección debe ser idónea para que la durabilidad sea óptima.

Contratista:

a) Consultoría inicial. Una de las señales de que se trabaja con personas serias es que se realice una consulta, seguido de una visita al lugar para tomar medidas y anotar consideraciones: lugar, elementos, ventana de tiempo, espacio disponible, herramientas y equipo in situ, presupuesto de cliente, turnos laborales, etc, para con ello generar una propuesta económica y darla a conocer al cliente, junto con las condiciones, calendario de trabajo, derechos y obligaciones que el trabajo implica.

b) Experiencia. La naturaleza de cada proyecto es distinta, por lo que será siempre mejor contactar a empresas que tengan en su haber suficiente experiencia, con distintos proyectos y clientes, pues cada uno tiene sus propias exigencias y retos. Una referencia puede ser preguntar acerca de los proyectos más grandes realizados, para valorar su experiencia, conocimiento y destreza. Como ejemplo, haber trabajado en el aislamiento de tanques de almacenamiento es un buen ejemplo de que tienen la capacidad para una gama amplia de proyectos.

c) Experiencia avanzada. Un equipo de trabajo profesional y confiable por lo general tiene equipos multidisciplinarios, cada individuo con su propio conjunto de habilidades, incluyendo las administrativas como área de compras, manejo de cuadrillas y control de calidad.

d) Nivel avanzado de seguridad y entrenamiento. Gracias a empresas como Professional Painters, podemos apoyarnos en su experiencia y conocimiento para tranquilamente esperar un trabajo justo como se necesita, utilizando las herramientas necesarias y materiales de calidad. Con décadas acumuladas de proyectos terminados, se tiene la evidencia y referencias suficientes para justificar sus palabras con su historial de clientes satisfechos; sin reposar en sus laureles, en constante actualización para ofrecer más calidad y técnicas actualizadas.

Evitar la Corrosión en Ambientes Marinos

 Recubrimientos Marinos

Uno de los medios más inclementes para metales, superficies y maquinaria es la proximidad o exposición extendida al agua de mar y a los efectos climáticos de zonas marítimas. La abrasión por sales y minerales, además del persistente riesgo de corrosión puede acabar incluso con piezas y otros elementos metálicos que están en áreas de tierra firme próximas al mar; por ello es prioritaria la aplicación de recubrimientos especiales, inspección y mantenimiento regulares para asegurarnos de que nuestras vidas y nuestras inversiones no se pongan en riesgo a causa desperfectos causados por los elementos.

Entre los métodos de protección disponibles están los siguientes:

Capas orgánicas
Las construcciones y las naves sumergidas en agua de mar son usualmente protegidas con una combinación de capas de recubrimiento y protección catódica. El recubrimiento cumple el propósito de reducir el número de ánodos, el crecimiento de vida marina y reducir fuerzas de resistencia causadas por la misma superficie, además de cumplir funciones estéticas. El recubrimiento debe elegirse según el ambiente al que estará expuesto para minimizar su degradación.

Protección catódica
La corrosión electroquímica de los metales es uno de los procesos más destructivos para una embarcación. La protección catódica previene la corrosión al modificar las características químicas del metal utilizando corriente eléctrica. El método utiliza ánodos de sacrificio, para que sean éstos los que se corroan y no el acero. La protección debe calcularse; muy poca protección producirá corrosión, mientras que el exceso producirá daños en madera, pintura, capas de recubrimiento, o corrosión cáustica en el caso de botes de aluminio. Dicho exceso puede volver quebradizo al acero reforzado.

Tratamiento químico
Esta protección se utiliza en sistemas cerrados, como los circuitos de enfriamiento. Los más comunes son los inhibidores de corrosión, aglomerador de oxígeno (oxygen scavenger) y químicos para regulación del pH. La selección del químico adecuado debe realizarse por especialistas.

Capas metálicas
Para ambientes marinos, se utilizan galvanizados, rociado térmico de zinc y aluminio. Dichas capas son menos nobles que el acero y ofrecen protección catódica. La auto corrosión del recubrimiento depende de cada aplicación y el ambiente en el que se utiliza.

Como avances para aventajar en la batalla contra los efectos producidos por contacto con el mar, han surgido materiales como los recubrimientos libres de solventes, los materiales resistentes a filos (edge retentive) utilizados en tanques, materiales con alta capacidad antiabrasión, resistentes a la inmersión, a los exteriores en ambiente marino y a la adhesión de organismos marinos.

Las características de los nuevos recubrimientos a base de polisiloxanos, utilizados en entornos marinos, sean costados de naves o estructuras

- Excelente protección anticorrosiva
- Facilidad para su mantenimiento
- Tecnología de baja absorción solar (Low Solar Absorption, LSA)
- Resistencia a la intemperie y alta capacidad para conservar su color
- Alto rendimiento para cubrir superficies

Para aplicación en cubiertas (a base de elastómeros)

- Minimización de irregularidades con material a base de elastómeros
- Protección antiderrapante
- Protección contra rayos ultravioleta y preservación del color
- Fácil mantenimiento y pueden hacerse reparaciones con facilidad Para interior de tanques
- Capas epóxicas, cien por ciento sólidas
- Libre de sustancias volátiles, sin riesgo de explosiones
- Alta resistencia a la corrosión
- Luminiscencia y viscosidad variable (tixotrópico)
- Capa uniforme de alto espesor en filos de acero, fomentando su protección
- Alta resistencia a una gama extendida de productos químicos.
- Habilitación posible para tanques de agua potable

Así como éstos, hay materiales con características antivegetativas, que previenen la adhesión de vida marina, cuya toxicidad se limita a emitir biocidas hacia el mar o de nulo impacto ambiental (sin biocidas) y ofrecen un bajo coeficiente de fricción con el agua, que ayudará a reflejar ahorros.

- Antiincrustantes de matriz soluble
- Antiincrustantes por contacto
- Antiincrustantes de auto pulido
- Antiincrustantes de desprendimiento controlado
- Antiadherentes sin biocidas ni sales metálicas

Conoce las soluciones que Professional Painters tiene para ti. Somos expertos en recubrimientos para ambientes marinos. Contacta con nuestros Pintores Industriales para recibir asesoría personalizada.

Manejo de la Corrosión en Tanques Industriales de Gas y Petróleo

 Corrosión en tanques pemex

Por la naturaleza de su giro, la industria petroquímica debe de contar con instalaciones que ofrezcan seguridad plena para el almacenaje y transporte de combustibles e insumos crudos y otros materiales que refinan. Uno de los problemas que se deben atacar incisivamente es la corrosión, pues afecta la integridad estructural de tanques y tuberías; la corrosión debajo del aislamiento es la causa raíz de varias complicaciones como paros forzosos de operaciones, pérdida de producto, reposiciones de piezas y tanques antes de terminar su vida útil estimada, al igual que varios incidentes de seguridad que pueden representar millones en indemnización y reparaciones.

Este tipo de corrosión se produce por la intrusión de agua, que atraviesa las capas de aislamiento que protegen los ductos y tanques; es un daño encubierto que no se detecta sino hasta que se realizan mantenimientos a fondo, donde se retira la capa de aislamiento para revisar las condiciones de las piezas, o en los casos que aparecen fugas. Las ocasiones en que el agua puede penetrar la capa de aislamiento son varias, como tormentas, lluvias, inundaciones, lavado, sistemas irrigadores, incluyendo la exposición a vapores, humedad o la constante vaporización y condensación de la humedad en el ambiente.

Los métodos tradicionales para aislar tanques y tuberías tratan típicamente de aplicar capas de pintura a base de polímeros y revestimientos de caucho. Esto genera una capa protectora que mantiene a raya el agua y los agentes externos para mantener intactos los sustratos de acero. Todo está perfecto hasta que aparece algún desgarramiento o daño que termina con el hermetismo total del aislamiento; irónicamente, la capa dañada ofrece una entrada a los factores externos, creando un espacio tipo invernadero entre la capa y el metal, facilitando la propagación de los elementos promotores de la corrosión.

Algunas petroquímicas han encontrado soluciones para atacar esta problemática, utilizando materiales inorgánicos especiales que se rocían sobre la superficie para generar las capas de protección. Algunos de los materiales que han mostrado éxito son hechos a base de fosfatos cálcicos/cerámicos de adhesión química (CBPC), que detienen los efectos de la corrosión, facilitan su aplicación, y contribuyen positivamente a la reducción de tiempos muertos por fallas o daños hechos por agua o humedad. Comparado con los polímeros y otras aplicaciones tradicionales que simplemente generan una capa encima del metal, las capas de CBPC se unen por reacción química; incluso se ha observado que la presencia leve de óxido puede mejorar la reacción. El resultado es similar a una aleación, haciendo virtualmente imposible que el oxígeno y la humedad tengan contacto con el acero, como eventualmente sucedía con los métodos tradicionales.

A diferencia de la corrosión que inicia a partir de roturas o desgarres en el recubrimiento, los CBPC producen un cambio en la superficie de metal, convirtiéndola en una aleación de óxidos estables (similar a la estabilidad del oro y la plata) en la que el ambiente ya no puede influenciar de similar forma, por lo que no se puede corroer. Además de la nueva barrera anticorrosiva producida químicamente, se aplica una capa cerámica para mayor protección contra la corrosión, agua, fuego, abrasiones, impactos, químicos y temperaturas superiores a los 200 grados centígrados. Esta capa cerámica sirve un propósito adicional relacionado con reducción de costos, pues libera a las empresas de los ciclos de mantenimiento, en los que debe renovarse la capa de pintura.

Una de las grandes ventajas del CBPC es la rapidez de su aplicación, que permite la rehabilitación del equipo para reanudar actividades con mayor velocidad, reduciendo así los tiempos muertos y los costos relacionados. El tiempo para preparar superficies es mínimo, únicamente requiriendo una limpieza a chorro/blast comercial (a diferencia del blast a “metal casi blanco” requerido por otros métodos); igualmente los tiempos necesarios para curar la superficie son breves.

Nuestros Pintores Industriales poseen la experiencia y el conocimiento para este tipo de especificaciones de la Industria. Conoce las soluciones que podemos ofrecerte.

Protección Efectiva en Tuberías

 Protección en tuberias


Tanto para entornos industriales como para residenciales, las tuberías están expuestas a los elementos; polvo, corrosión y cambios de temperatura, pudiendo reducir su tiempo de vida y posiblemente incubando problemas en el futuro, tales como fugas por degradación o aparición de fisuras por temperaturas extremas. En respuesta a estos retos y la necesidad de mantener un servicio de tuberías estables, se ha investigado e introducido al mercado varios sistemas y productos para su protección. Entre los disponibles están:

a) Los encintados y recubrimiento con fibra de vidrio, aunque sólo resuelven algunos de los problemas como los cambios bruscos de temperatura y el ruido, pero carecen de propiedades anticorrosivas y requieren más espacio. En algunos casos se vuelven receptáculos de humedad, moho e insectos.

b) Uso de poliestireno. Es ligero, fácil de aplicar y sus propiedades de aislamiento son buenas pero aún así necesita un revestimiento para fijarlo en sitio, mismo caso que al aplicar fibra de vidrio.

c) Uso de espumas aislantes. Cuentan con propiedades térmicas y anti-ruido, pero no protegen de la corrosión y son costosas. Además, no ofrecen una solución global para combatir tanto temperaturas bajas como elevadas.

Durante los 90s surgen productos que vienen a ofrecer soluciones de mayor espectro de influencia. Gracias a los hallazgos en nano y micro tecnología, se generan recubrimientos de alto rendimiento que por medio de materiales de reacción a nivel microscópico pueden inhibir la transferencia de calor, facilitando su efectiva función con capas más delgadas de aislamiento, ya sea hacia la influencia de temperatura externa o la contención de la temperatura interna. Gracias a su acción a nivel intermolecular, puede unirse de manera más profunda y homogénea a las superficies en las que se aplica. Esto a su vez trae consigo propiedades anticorrosivas de extrema potencia y propiedades de integridad a prueba de ruptura superiores, volviéndose en un producto de gran utilidad para aplicaciones marítimas e industriales, cuya aplicación es similar a la aplicación de pintura común.

El uso de recubrimientos industriales trae múltiples ventajas

- Se aumenta la eficiencia en el manejo de energía, produciendo también considerables ahorros al reducir los gastos operativos que se relacionan con pérdida o aumento de temperatura.

- Se tiene un mejor control y estabilización de las temperaturas dentro de procesos industriales, reduciendo variabilidad en resultados, mejora en la calidad y reducción de costos.

- Se previene la acumulación de humedad y se contribuye para la protección de las tuberías contra los efectos de la corrosión.

- Proteger las tuberías contra los efectos dañinos que la congelación y el deshielo produce en las tuberías, como la manifestación de fisuras o rotura total de tramos de tubería.

- Ofrecer mayores condiciones de seguridad a los trabajadores, reduciendo los casos de lesiones por exposición a temperaturas extremas.

- Reducción de ruidos y vibraciones que viajan a lo largo de la tubería.

- Aplicación de un eficaz aislamiento con materiales no combustibles, resistentes al fuego y seguros para el medio ambiente.

- Gracias a los ahorros generados por su aplicación, la inversión por el recubrimiento se paga sola, para después seguir contribuyendo a la reducción de costos operativos.

Conoce mas acerca de las soluciones integrales que tenemos en cuanto a protección de tuberías. Contacta con nuestros Pintores industriales para recibir atención personalizada de tu proyecto.

martes, 12 de junio de 2018

Protección efectiva para estructuras de acero

 Pintura en estructuras metalicas



A diferencia de condiciones residenciales donde la priorización se inclina hacia la variedad de colores, en los entornos industriales la pintura y recubrimientos deben principalmente responder a características de funcionalidad, durabilidad y seguridad. La variedad disponible en la actualidad es vasta, pero podemos enfocarnos a dos categorías principales:

Recubrimientos orgánicos.
Son aquellos que contienen carbón en su constitución, productos derivados de petróleo, a la vez que solventes, pigmentos, aditivos y barnices.

a)          Recubrimientos alquídicos. Pueden aplicarse a varios substratos preparados en distintos entornos industriales. Dependiendo de sus ingredientes, pueden resistir a los rigores de distintas condiciones en exteriores, interiores, subterráneas y bajo el agua. La desventaja es que requieren oxígeno para completar la reacción química y que se logre un acabado durable; al necesitar que el oxígeno se distribuya en toda la capa de pintura, el proceso de secado toma tiempo a comparación con otros productos.

b)          Recubrimientos epóxicos. Comprende una amplia gama de productos con características excelentes para formación de capa, propiedades mecánicas y químicas, mientras que requieren tiempos cortos de curado y secado. Estos materiales pueden crear firmes uniones con las superficies donde se aplican, incluyendo acero, zinc, aluminio y componentes galvanizados. Ésto los convierte en perfectas alternativas para proyectos industriales que requieren protección máxima contra los elementos, combustibles, químicos, humedad y sales en inmersión.

c)           Recubrimientos de poliuretano. Complementados con aditivos especiales, los productos para aplicación de capas de poliuretano tienen excepcional resistencia contra la corrosión, abrasión, químicos, y desgaste ambiental. Por ello son altamente versátiles, aplicables a múltiples proyectos.

Recubrimientos inorgánicos.
Para poder dar protección contra varios agentes estresantes en plantas industriales, se preparan los recubrimientos inorgánicos utilizando esmaltes, aditivos y pigmentos.

a)          Recubrimientos acrílicos. A pesar de que los recubrimientos alquídicos siguen teniendo mucha aceptación para proyectos industriales, se han comenzado a popularizar los recubrimientos a base de agua. Para lograr dar un acabado resistente y durable en naves industriales, se agregan componentes y aditivos de alto rendimiento y se utilizan menos dispersores de pigmentos, surfactantes y modificadores reológicos que puedan afectar negativamente a la protección contra la corrosión.

b)          Recubrimientos cerámicos. Además de mejorar la durabilidad, la protección contra químicos y la corrosión, el recubrimiento cerámico cuenta con características únicas como el aislamiento térmico, además de dar estabilidad química y dimensional. Pueden utilizarse para la protección de tanques y tuberías contra el agua , humedad, rayos UV, químicos y temperaturas elevadas. Únicamente, se deberá evitar su uso en lugares donde haya exposición a tensiones o compresión, ya que la deformaciones pueden dar lugar a fracturas, afectando la integridad de la capa.

c)           Recubrimientos intumescentes. Estos recubrimientos, al ser expuestos a temperaturas altas o a las llamas, se expanden para generar capas gruesas asemejando espuma, que aísla a las estructuras del fuego. Gracias a dicha características, son de uso frecuente en aplicaciones para entornos de temperaturas elevadas.

Existen otros recubrimientos de tipo metálico y a base de polvo, pero requieren una valoración, y que el lugar donde se apliquen presente condiciones de trabajo estables. Si necesitas asesoría integral puedes consultarlo con uno de nuestros Pintores Industriales y con gusto aclararemos todas tus dudas de tus proyectos.



¿Qué es la pintura Dryfall?

Aplicación de Dryfall


Así como la necesidad ha sido la madre de muchos inventos, igualmente aplica en el caso de pinturas y recubrimientos. ¿Cuál es una de las características comunes, o inconveniencia, al aplicar pintura? Sin duda es el tiempo que necesita para secarse, que se da por hecho como parte de una agenda de trabajo. Ahora, ¿qué pasaría si pudiéramos disponer de ese tiempo, utilizando una pintura de rápido secado? Justo eso es lo que podemos lograr al utilizar la pintura Dryfall.

También referida como pintura “drop dry” (secado al caer), la pintura de tipo dry fall contiene aditivos para acelerar el proceso de secado. De igual forma, gracias a la velocidad en que la pintura se seca, los excesos de pintura se secan con igual velocidad, que después podemos remover con facilidad. Por ello este tipo de pintura es una de las preferidas para las aplicaciones comerciales e industriales.


Además de su rapidez de secado, cuenta con otras ventajas:

-                Rápida aplicación. El proceso de rociado para crear la capa rápido, e igualmente se seca con velocidad. Como ejemplo, los techos pueden pintarse en una misma noche, quedando listos para el siguiente día de trabajo, sin haber necesidad de parar labores.

-                Libre de desorden. Gracias a sus aditivos, la pintura se seca incluso antes de que pueda tocar el piso, considerando alturas de aproximadamente tres metros o más. Después de terminar, se puede barrer o aspirar el excedente de pintura.

 -                Libre de olores. La pintura Drywall en condiciones típicas es virtualmente libre de olores, por lo que su aplicación no necesita la salida de su personal por riesgos de mareos o intoxicación.

-                No hacen falta preparativos. Dado a lo práctico que las pinturas Drywall son, su secado rápido y la facilidad con la que se limpia el sitio después de la aplicación, no hace falta poner plastificado en pisos o alguna otra preparación.

-                Alta reflectividad de la luz. Gracias a que las pinturas Drywall son altamente reflectivas, puede ayudar a las empresas a reducir la cantidad de fixturas de iluminación y los watts necesarios para sus operaciones.

-                Buena adhesión y capacidad de recubrimiento. Puede dar hasta diez años a las superficies en donde se aplican, además de ser muy opaco, por lo que con frecuencia una capa es suficiente para cubrir pinturas anteriores.

La pintura Drywall tiende a utilizarse principalmente para recubrimiento de techos, pero también puede usarse en interiores de condominios, tiendas, bodegas, y otros edificios comerciales e industriales. Existen varios tipos, como las alquídicas, de látex y acrílicas, por lo que las posibilidades de aplicación se abre para yeso, aluminio, acero y madera. Otros de los beneficios son el costo razonable, que mejora la durabilidad de la superficie, además de dar una apariencia de calidad en donde se utiliza.

Acércate a uno de nuestros Pintores Industriales y conoce mas acerca de sus aplicaciones y como podemos beneficiar a tu empresa.

Recubrimientos cementosos vs intumescentes para protección contra fuego

 Pintores Industriales


La seguridad de tus empresas es un tema de protección de tu personal, tu inversión en edificio, maquinaria e inventarios. Igualmente, las regulaciones gubernamentales, estándares exigidos por clientes y todo lo que esté relacionada con el cálculo de primas de seguros, dependen de las características y condiciones tanto de tus procesos como el sitio en el que operas. Uno de los temas de seguridad más predominantes está relacionado con la preparación y planes de contingencia contra eventualidades relacionadas con incendios; mientras mejores sean tus preparaciones, más seguro es tu edificio y más asequible serán las cuotas relacionadas con seguros y protección civil.

Existen dos tipos de protecciones, llanamente categorizadas como activas o pasivas. Las de tipo activo, son los sistemas que reaccionan ante cualquier evento, como lo son alarmas y rociadores, incluso el uso de extintores de forma manual, por parte de un trabajador (con previa capacitación básica). Aquellas de tipo pasivo son las que se preparan desde que se diseña la construcción; todas las salidas de emergencia, o los elementos de la edificación que retarden o reduzcan el impacto de cualquier eventualidad. Gracias a la protección pasiva, podemos estar más tranquilos al saber que hay medidas que nos protegen incluso en casos que los sistemas activos puedan fallar. Aclarando, ambos son importantes, pero las capas de redundancia nos darán más tiempo para reaccionar.

Ahora bien, ahondando en la protección  pasiva, están los recubrimientos para superficie que son retardantes o a prueba de fuego. Los dos principales son los recubrimientos cementosos y los intumescentes. Para decidir sobre cuál aplica mejor para las condiciones de tu construcción, te presentamos su origen y características:

Las capas ligeras de recubrimiento cementoso tienen origen en las protecciones de concreto que se aplicaban en construcciones industriales hasta mediados del siglo XX. Son de un relativo costo bajo y de resistencia a temperaturas elevadas; las preparaciones densas de concreto fueron sustituidas por las capas cementosas que eran menos pesadas  y de más sencilla aplicación. El factor a considerar es la mano de obra relacionada que puede elevar los costos, siendo varias las capas las que deben aplicarse. Su utilización es preferente en lugares secos, donde no se espera que la superficie esté expuesta a vibraciones o impactos. No es recomendable en espacios donde haya niveles elevados de humedad, dado que se generará invariablemente un espacio entre el substrato y el recubrimiento; dicho espacio es ideal para el acumulamiento de humedad y propiciar corrosión desde el interior.

Por otra parte, los recubrimientos intumescentes trabajan con otros principios. En lugar de generar una capa gruesa sobre la superficie para proteger contra las flamas, su acción es entumecerse, carbonizando y expandiéndose cuando se expone a temperaturas extremas. Dicha expansión viene a producir el efecto similar que la capa cementosa produce, generando una protección al generar volumen entre la superficie y el fuego, retrasando el efecto del fuego sobre metales y estructuras, dándonos más tiempo para reaccionar antes de un posible colapso. La ventaja que se tiene comparado con los cementosos es que su aplicación es más sencilla, similar a la aplicación tradicional de una capa de recubrimiento, reduciendo la oportunidad de que la humedad se asiente. De hecho, la aplicación de más capas aumentará el tiempo que el recubrimiento puede proteger la superficie.


Las capas cementosas siguen siendo viables para algunas condiciones. Siendo de costo bajo, pueden usarse como una solución efectiva en costos donde se permita. No obstante, las capas intumescentes cuentan con tecnología más avanzada, con mayores beneficios, facilidad de aplicación y la posibilidad de mejorar la protección a medida que se apliquen más capas. 

Nuestros Pintores Industriales son expertos en el manejo y aplicación de pinturas intumescentes que pueden proteger tu inversión.