jueves, 19 de abril de 2018

La necesidad de elegir bien los recubrimientos antifuego



Muchas estructuras ya son a prueba de fuego, en especial en las industrias comerciales, de utilidades y de gas. En el remoto caso de que se presente fuego en tus instalaciones, el retardante de fuego actúa como una barrera pasiva que permitirá que los servicios de emergencia lleguen a tiempo.

Los métodos de protección activa contra incendios (extintores, rociadores, etc.) son necesarios pero aún así es importante contar con métodos pasivos, tales como recubrimientos retardares efectivos para evitar la propagación rápida del incendio.

Las medidas anti incendios son, en la mayoría de los casos, un requisito para acceder a primas baratas de seguros para tus instalaciones. En esta entrega evaluaremos los pros y contras de los distintos tipos de recubrimientos retardantes de fuego.

Consideraciones importantes al elegir un recubrimiento anti fuego.

Las especificaciones de tus instalaciones deben ser el hilo conductor al momento de escoger un recubrimiento anti incendio. El presupuesto que tienes, el uso que se da a la instalación y su ubicación geográfica pueden llevarte a elegir un recubrimiento en vez de otro. A continuación te explicamos unos factores importantes.

Costo

Los factores a considerar cuando se trata del costo de los recubrimientos anti fuego son: El costo inicial del recubrimiento y la mano de obra. Los recubrimientos cementosos pueden representar una inversión menor de inicio, pero el costo de la mano de obra es mayor porque se aplica en muchas capas. Por otro lado los recubrimientos intumescentes son más caros al principio pero a la larga son una mejor inversión ya que requieren menos mantenimiento.

Resistencia a los incendios.

El grado de resistencia a los incendios es muy importante al momento de elegir un recubrimiento anti fuego, esta escala te dirá aproximadamente cuanto tiempo puede resistir un incendio el recubrimiento. La resistencia de un recubrimiento intumescente es directamente proporcional a la cantidad que se aplique del mismo. En teoría, si un recubrimiento intumescente con un grosor de 350 mils aguanta el fuego durante una hora y media, uno con un grosor de 700 mils debe aguantar tres horas. Sin embargo, en la práctica, las curvas y grietas necesitarán un mayor grosor para alcanzar la misma resistencia.

Relación contratista/proveedor.

Esto es crucial. Aplicar medidas contra incendio es un trabajo sumamente especializado y quieres asegurarte de trabajar con alguien que sepa lo que está haciendo. Elige un contratista y un proveedor que tengan experiencia, esto evitará traer a un supervisor externo y cortará costos.

Las condiciones de las instalaciones.

Si eres dueño de una refinería, sabes que un fuego en tus instalaciones puede alcanzar los mil grados centígrados, por lo tanto necesitas considerar el nivel de resistencia del recubrimiento que vas a comprar, debes prevenir cualquier falla del mismo. Si tus instalaciones se encuentran en una zona muy húmeda, debes poner un recubrimiento intumescente para evitar la corrosión abajo del recubrimiento. Al final, el tipo de instalación que tienes determinará el mejor recubrimiento para ti. Conoce que tipo de Pintura Industrial se adapta mejor a las necesidades de tu industria y protege tu inversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario